La brecha digital divide diariamente segmentos importantes de usuarios y potenciales usuarios de internet, si bien he tenido experiencia en campañas que tratan de terminar con ella, en esta ocasión me referiré a las tres manifestaciones de la misma, que propone Jakob Nielsen con el título Digital Divide: The three Stages.

Nielsen sostiene que existen tres diferentes y notorias manifestaciones de la brecha digital, que deja a segmentos de usuarios con un auge importante en posibilidades de beneficio gracias a la internet, y a otros segmentos total o parcialmente sin acceso ni beneficios.

  1. División económica: Básicamente se enfoca a la gente que no presenta medios económicos para comprar un computador.
  2. División a causa de la usabilidad: (A mi juicio el más urgente) Es incluso peor que la división por causas económicas. Suponiendo que el precio de todos los computadores fuere accesible, o incluso, que su uso fuere gratis: Seguiría existiendo una parte importante de población que no pudiere hacer uso de ella, y la realidad es así sin más. Actualmente gozar de los beneficios de internet es demasiado complicado para un usuario que no se encuentre familiarizado, y nuestro deber como diseñadores de interfaz es terminar con este divisor. En este punto entra también la división a causa de la edad, fenómeno al que se le presta muy poca importancia actualmente, los usuarios no-nativos presentan mayor dificultad para hacer uso de cualquier interfaz multimedia, y presentan el segundo más grande problema de accesibilidad.
  3. División de ‘empoderamiento’: Increíblemente relevante, pero un poco complicada de entender, según mis palabras: Por ejemplo, independientemente de la facilidad de uso: ¿Qué es lo que hace el usuario promedio al buscar mediante un buscador web? La inmensa mayoría de los usuarios, no sabe cómo utilizar completamente a su favor los diferentes beneficios de una búsqueda avanzada, o de los diferentes códigos de búsqueda para encontrar precisamente lo que busca. La mayoría incluso, acepta que los primeros resultados de la búsqueda tienen ‘más razón’ que los siguientes siendo que el aspecto económico es fundamental en cuanto al posicionamiento en los resultados. Sumemos esto al hecho de que existe gente que cree que todo lo que está publicado en internet, es la pura verdad: Nefasto. Otro punto a considerar es que la página web por defecto es raramente cambiada por el usuario promedio, incluso hay buscadores que hacen tratos millonarios con empresas de computación, por estar en la configuración por defecto de sus computadores.

En fin, tal vez la brecha digital jamás termine, pero más que una suma de datos objetivos es un llamado a la comunidad nativa a relacionar el internet con los no-nativos. Hasta ahora no conozco casos de uso ‘maléfico’ de estas desventajas para los usuarios no relacionados, pero no sería algo nuevo intentos de aprovechamiento del increíble potencial de la brecha digital, espero que no sea así.

Hasta la próxima.